Día 22/17 de Noviembre

Patricia Holowatsch

TOMÁ TU PARAGUAS

En una pequeña comunidad rural, frente a una interminable sequía, el pastor de la capilla exhortó a sus miembros a orar con verdadera FE y tras leer el texto de Hebreos 11:1 “es pues la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”, aquellos clamaron con vehemencia antes de irse esa noche a sus casas a descansar… pero por la mañana… solo un niño salió con su paraguas…

Podemos hacer tremendas declaraciones y tener oraciones fervientes, pero debemos salir con el paraguas en la mano… ¡ESO es FE!
Noé recibió las instrucciones precisas para la construcción de un barco, un GRAN barco y por la mañana salió con su serrucho en búsqueda de buena madera…

Para Noé las estadísticas y los pronósticos no eran prometedores, y sumado a que la maldad era muy grande en esos tiempos, vaya que había que creerle a Dios para disponerse a construir algo que invitaría a la burla de todos sus vecinos…
Llama la atención que no se registra a lo largo del relato ninguna objeción de Noé respecto del plan de Dios, sino sólo “que hizo todo exactamente como Dios lo había ordenado” (en Génesis 6:22 y 7:5)…

¡¡¡Guau!!!

Hoy nos embarcamos en un GRAN proyecto. El desafío nos invita a tomar el paraguas y salir con la convicción de que el Dueño de los recursos, enviará la lluvia refrescante.

¡Ah! ¡Yo por mi parte tomaré el serrucho y pondré manos a la obra! ¡El Arquitecto ya tiene las instrucciones precisas para la barca que traerá salvación a todos los que quieran entrar!

Oración: Papá del cielo, nos guarecemos en la sombra de tus alas para disfrutar del torrente de salvación que caerá en Villa Ballester. ¡Amén!