Día 26/21 de Noviembre

Guillermo Müller

EL CAMINO DE LA FE

Como todo camino tiene un principio y un final.

Este último año recorrimos un camino en Fe con el viaje a Israel, un llamado, una invitación, nos anotamos, pagamos, soñamos y estamos a pocos días de concretar el viaje. Así es el camino de la Fe
Proverbios 3:5-6 nos habla de ese camino ¿lo recorremos juntos?

1) El llamado a la fe
El ser humano por sí solo no busca a Dios, aun teniendo las evidencias de su poder y gloria, el Salmo 19:1 dice: Los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. Pero el Hombre busca en el camino equivocado y pone su fe en gauchos bandoleros y cuanto santo aparezca por ahí. Dios nos llama a la fe verdadera, fíate de Jehová.

2) Intensidad de la fe
No hay nada mejor que hacer las cosas con pasión, poniendo el corazón, cuanto más si se trata de la fe en el Señor. Los japoneses tienen este lema; Si vas a hacer algo, hazlo bien. Si vas a confiar en el Señor, hazlo con todo tu corazón, Él no te va a fallar.

3) La naturaleza de la fe
La prudencia es una virtud que muchas personas tienen, ahora, cuando de fe se trata, utilizar solamente la prudencia puede ser un error mortal. Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte. Proverbios 14:12 y Jeremías 17:5 también hace mención a esto. Solo la fe en el Señor será recompensada.

4) El alcance de la fe
No hay cosa demasiado grande a nuestros ojos que Dios no pueda hacer, Jeremías 32:27, tampoco hay cosa tan pequeña a nuestros ojos como para dejarlo afuera del asunto. Reconocer a Dios es entregarle todos nuestros caminos y descansar, Mateo 11:28.

5) La promesa de la fe
La fe siempre es recompensada, enderezar no solamente significa poner derecho lo que esta torcido, también significa gobernar bien. Si caminamos por el camino de la fe, aunque no siempre recibamos las cosas que pedimos, en el tiempo que nosotros pensamos, si vamos a recibir la luz para tomar las mejores decisiones, las que son conforme a la voluntad de Dios, Romanos 8:26-28

Oración: Papá querido, danos sabiduría para caminar cada día por el camino de la fe, en el nombre de Jesús. ¡Amén!