Día 31/26 de Noviembre

Gustavo Asimacopulo

FE, IGUAL PRUEBA, CONSTANCIA Y DESARROLLO

En Hebreos 11.1 dice que “La fe es la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve” Así que cuando decidimos lanzarnos en Fe creo que sin duda es algo que no lo podemos ver con nuestros ojos, pero Dios lo hace posible y en este proceso produce una transformación en nuestras vidas.

Santiago 1.2-4 dice: “Amados hermanos, cuando tengan que enfrentar cualquier tipo de problemas, considérenlo como un tiempo para alegrarse mucho porque ustedes saben que, siempre que se pone a prueba la fe, la constancia tiene una oportunidad para desarrollarse. Así que dejen que crezca, pues una vez que su constancia se haya desarrollado plenamente, serán perfectos y completos, y no les faltará nada”

Cuando estemos pasando por algunos problemas es un buen momento para probar nuestra fe, por medio de la constancia, o sea de permanecer en el tiempo creyendo en el Señor Jesucristo, esto va a ser que se desarrolle en nosotros un mayor nivel de Fe.

Según Romanos 12.3 el concepto que cada uno tiene de sí mismo debe evaluarlo de acuerdo a su medida de Fe, de esta forma no vamos a ser ni inestables ni inconstantes sino todo lo contrario, dice su Palabra que seremos perfectos y completos y no nos faltara nada. Dios te bendiga.

Oración: Padre, gracias porque en cada prueba tenemos la posibilidad de acrecentar nuestra fe en ti y eso nos dará firmeza y constancia en quien creemos.